Satoshi Nakamoto es como se conoce al autor de Bitcoin. Y si bien no sepamos quién es o bien era Satoshi Nakamoto, sí sabemos lo que ha hecho.

Él o bien (o bien ) ha inventado el protocolo bitcoin y lo publicó en un artículo científico por medio de la Cryptography Mailing List en octubre de 2008.

Nadie conoce su identidad, algo que hace más enigmático todo esto. La identidad de Satoshi es un tema que siempre y en todo momento produce curiosidad. Es por esa razón, que publicamos este artículo haciéndonos eco de las informaciones que existen hasta la data.

Quien es el autor de Bitcoin

Post singular sobre las personas que podrían ser (o bien no) Satoshi Nakamoto

En dos mil nueve publicó la primera versión del usuario de bitcoin y participó con otros en el proyecto hasta el momento en que su presencia comenzó a diluirse cara finales de dos mil diez.

Trabajó con otros al comienzo si bien se cuidó mucho de no hacer perceptible información personal y el último que supo de él/ella fue en la primavera de dos mil once, cuando afirmó que “estaba a otras cosas”.

¿Mas, es nipón, no?

“Satoshi” significa “pensamiento claro, ocurrente, sabio”.

“Naka” puede representar “medio, relación”.

“Moto” puede representar “origen o bien creación”.

No podemos saber con absoluta seguridad si era nipón o bien no, ni tan siquiera su sexo, edad o bien cualquier otro dato.

Incluso podríamos estar hablando de un conjunto de personas, en lugar de un solo individuo.

¿Sabe alguien quién es Nakamoto?

No, mas las conclusiones a las que llega la gente cuando se pone a investigar, pueden dar sitio a informaciones todavía más intrigantes. Joshua Davis, del New Yorker, piensa que Satoshi Nakamoto es Michael Clear, un estudiante de criptografía del Trinity College de Dublín.

Sacó esta conclusión tras examinar ochenta palabras de los escritos de Nakamoto y buscando coincidencias gramaticales.

También sospechó del sociólogo, economista y asimismo desarrollador de juegos finés Vili Lehdonvirta.

Ambos han negado ser los autores de bitcoin, haciéndolo públicamente Michael Clear en la Web Summit de dos mil trece.

Adam Penenberg, de Fast Company contradijo esa información asegurando que Nakamoto eran 3 personas:

Neal King, Vladimir Oksman y Charles Bry.

Llegó a esta conclusión escribiendo oraciones sueltas del artículo científico de Nakamoto en Google para poder ver si se empleaban en algún otro lugar.

Uno de ellos, “computationally impractical to reverse”, resultó ser parte de una solicitud de registro de una patente pedida por estas 3 personas, con relación a un sistema para actualizar y repartir claves de encriptación.

… the outputs of which are fixed-size strings that are computationally impractical to reverse-map. In this manner, the shared secret …

El dominio bitcoin.org originalmente usado para publicar el artículo científico creado por Satoshi había sido registrado 3 días ya antes de la solicitud de la patente.

Se registró en Finlandia y uno de los autores de la patente había viajado allá 6 meses antes que el dominio fuera registrado.

Todos los “implicados” lo niegan.

En cualquier caso, cuando el dominio bitcoin.org fue registrado el 18 de Agosto del 2008, él/la que lo registró usó un servicio nipón anónimo de registro y el alojamiento usaba una ISP nipona.

El registro del lugar se trasfirió después a Finlandia el dieciocho de mayo de dos mil once.

Es curioso que el dominio con extensión “.com” (en general el más deseado, bitcoin.com) se registrara el 4 de Enero de 2008… quizás es solo casualidad. Hoy en día Bitcoin.com es propiedad de Roger Ver.

Otros consideran que fue Martii Malmi, un desarrollador de Finlandia que ha estado envuelto en el desarrollo de bitcoin desde el comienzo, creando su interfaz de usuario.

También se ha apuntado a Jed McCaleb, un amante de la cultura nipona que vive allá y que creó Mt. Gox y cofundó Ripple y más tarde Stellar.

Otra teoría sugiere que los científicos Donal O’Mahony y Michael Peirce son Satoshi Nakamoto, basándose en un artículo científico de los que son autores y que versa sobre pagos virtuales así como Hitesh Tewari, basado en un libro que publicaron juntos. O’Mahony y Tewari asimismo trabajaron en el Trinity College, esto es, en exactamente el mismo lugar que Michael Clear.

Los israelíes Dorit Ron y Adi Shamir del Instituto Weizmann se desdijeron de las alegaciones hechas en un artículo donde se sugería un vínculo entre Satoshi y Silk Road, el mercado negro desarticulado por el FBI en el mes de octubre de dos mil trece.

Sugirieron un vínculo entre una dirección que aparentemente pertenecía a Satoshi y el lugar.

El estudioso sobre seguridad Dustin D. Trammel era dueño de la dirección y se aseveraba que era Satoshi.

En mayo de dos mil trece, el vanguardista de internet Ted Nelson agregó más leña al fuego asegurando (vídeo 1, vídeo 2) que Satoshi podría ser el matemático nipón Shinichi Mochizuki, si bien acepta que las pruebas son casuales en el mejor caso.

En febrero de dos mil catorce, Leah McGrath Goodman del Newsweek aseguró haber encontrado al auténtico Satoshi Nakamoto. Dorian S Nakamoto ha negado desde ese momento que sepa nada relacionado con Bitcoin, llegando a contratar a un letrado y haciendo una declaración oficial.

Hal Finney, Michael Weber, Wei Dai y otros desarrolladores se encuentran entre los nombres que algunas veces salen a la luz en documentales de medios y discusiones en foros de discusión on line como potenciales “Satoshis”.

Un conjunto de lingüistas forenses de la Universidad de Aston piensan que el auténtico autor es el maestro de derecho retirado Nick Szabo, basándose en el análisis del artículo científico de bitcoin.

Dominic Frisby, un cómico y escritor asimismo sugiere que Szabo es el aspirante con más peso para ser Satoshi en su libro Bitcoin: El Futuro del Dinero.

Su detallado análisis tiene presente los factores lingüísticos de lo escrito por Satoshi aparte de su conocimiento en C++ y su data probable de aniversario.

En gran medida, todos estos potenciales aspirantes a Satoshi han insistido en que no son los autores de bitcoin.

Michael Weber todavía no ha respondido a este respecto.

Algunos aun creen que Bitcoin ha sido la creación de cuatro compañías tecnológicas líderes. Esto puesto que el nombre de Satoshi Nakamoto lleva dentro pistas hacia ellas: SAmsung, TOSHIba, NAKAmichi, and MOTOrola.

Sea como sea otros creen que ni tan siquiera era nipón. Su inglés, en los textos que escribió, muestran matices ideomáticos propios de un inglés nativo.

¿Qué sabemos sobre él?

Una cosa que sabemos, basándonos en entrevistas con personas que han trabajado con él/ella en las primeras fases de desarrollo de bitcoin es que su sistema está realmente bien pensado.

Sus habilidades para programar no eran usuales, conforme con las palabras del desarrollador Jeff Garzik, puesto que según él no aplicaba exactamente las mismas pruebas sobre el código que podrías aguardar de un tradicional ingeniero informático.

¿Cuántos bitcoins podría tener?

En un análisis hecho por Sergio Lerner, una autoridad en el planeta Bitcoin y de la criptografía, se sugiera que Satoshi minó la mayor parte de los primeros bloques de la red y que podría tener una fortuna de en torno a un millón de bitcoins.

¿Qué hace ahora?

Nadie sabe exactamente en qué está Satoshi implicado en la actualidad. Mas en uno de los últimos e mails que mandó a un desarrollador, con data del veintitres de abril de dos mil once, dijo: “me he pasado a otras cosas. Está en las manos adecuadas con Gavin y el resto”

¿Trabajaba para el gobierno?

Aunque existen cotilleos que afirman que Satoshi podría trabajar para ciertas agencias de inteligencia de “tres letras” (CIA, FBI, etcétera), o bien aun quizás alguna organización en la sombra en pos de una moneda común sobre la que dominar el planeta, el desarrollador Jeff Garzik lo deja claro:

“Satoshi publicó un sistema de código abierto con el propósito de que absolutamente nadie precisase saber quién era ni qué conocimientos tenía. El software de código abierto vuelve imposible que se puedan esconder secretos. El código fuente habla por sí mismo”.

Es más, fue inteligente por haber utilizado un pseudónimo. Esto puesto que, fuerza a la gente a centrarse en la tecnología en sí en lugar de en la persona que pueda estar detrás.

A día de el día de hoy, Bitcoin es mucho mayor que la figura de Satoshi Nakamoto. Ya poco importa quien sea para muchos. Su código inicial ha sido mejorado merced al esmero de ciertos mejores cerebros del planeta trabajando colaborativamente. Un trabajo que se ha efectuado de forma absolutamente altruista diariamente haciendo cada vez mejor esta tecnología.