¿Qué son los futuros de Bitcoin?

Los futuros de Bitcoin son contratos que comprometen a adquirir o bien vender en el futuro una determinada cantidad de bitcoin a un costo ya estipulado por las partes de antemano. 

Los mercados de criptomonedas evolucionan de forma rápida aprovechando la llegada de inversores y nuevos automóviles de inversión como los futuros de Bitcoin. Los futuros han probado desde su creación ser una potente herramienta de mercado. Sobre todo por el hecho de que ofrecen a quienes las utilizan, una enorme flexibilidad y la ocasión de resguardar sus inversiones.

Pero ¿Qué son las futuros y cuáles son sus peculiaridades? ¿De qué manera los inversores y traders de Bitcoin pueden aprovecharse de esta herramienta? ¿Se puede aplicar a otras criptomonedas? ¿Qué hay de su regulación y su nivel de peligro? Puesto que bien estas y otras preguntas las responderemos ahora en este nuevo capítulo de Bit2Me Academy.

¿Qué es un Futuro?

Cuando charlamos de un futuro o bien mercado de futuros, hacemos referencia a un mercado en el que se crean contratos entre diferentes partes, los que les compromete a adquirir o bien vender en el futuro, un determinado bien o bien activo activo financiero conforme a lo estipulado en tal contrato. Estos contratos llevan definidos ciertos datos como son la cantidad, costo, data de vencimiento de la operación. Al plazo de vencimiento de estos, los pagos son efectuados conforme a lo que establezca el contrato.

Estos contratos son un género de contrato de comercio de derivados, con lo que podemos toparnos estas herramientas en mercados regulados y no regulados como los OTC (Over the Counter).

Pese a que los mercados de futuros tienen siglos de antigüedad, hoy día son utilizados para conseguir rentabilidad de una buena negociación entre partes. Sobre todo donde las circunstancias exógenas y el ambiente determina la variabilidad en los costos, como es el caso del mercado de criptomonedas.

Origen de los Mercados de Futuros

El origen de los futuros o bien mercados de futuros actuales data de un conocido sistema de protección para los productores agrícolas en el siglo XIX, el llamado “Forward”. Merced a este sistema, los productores podían dar salida a su producción en instantes de alta producción (cosechas), regulando y estabilizando los costes, favoreciendo la venta de sus productos y sosteniendo los costos en el mercado.

Sin embargo, su estructura y funcionamiento datan del siglo XVIII, más exactamente de Osaka en el país nipón en mil setecientos treinta. En ese entonces, el shogunato Tokugawa que llevaba más de un siglo dominando la nación oriental, había ordenado la creación de una infraestructura de mercados bien asentada en lo que se refiere a las entregas futuras de arroz.

Esta infraestructura económica le dejaba a los dominios feudales vender el arroz que recogían de los impuestos sobre sus territorios a los mercaderes intercesores por medio de subastas y cupones de futuros que se entregaba al que hubiese sido el mejor pujador. Esos cupones de arroz eran algo muy frecuente, incluyendo los que servían para el comercio del arroz que se transportaba a Osaka. De forma adicional, todas y cada una estas actividades quedaban asentadas en un libro en Dojima, marcando el comienzo del primer mercado de futuros: el conocido Mercado del Arroz de Dojima.

El coste del arroz que se establecía en el Mercado del Arroz de Dojima se difundía por mensajeros y por medio de señales en cientos y cientos de quilómetros a la redonda, llegando a lograr la capital y otras grandes urbes. Además de esto, muchas de las reglas y prácticas de comercialización que se desarrollaron en Dojima se utilizaron después en las bolsas de mercaderías, de valores y de futuros financieros.

Posteriormente esta herramienta fue empleada para crear el primer mercado de futuros moderno, el que empezó su funcionamiento en la Bolsa de Grano de la ciudad de Chicago, en el año de mil ochocientos cuarenta y ocho. En ese entonces, se empezaron a establecer las reglas básicas de comercialización y operaciones de contratación para entregas futuras de productos agrícolas, tal y como las conocemos en nuestros días.

Mercado de Arroz de Dojima, el sitio de nacimiento de los futuros

¿De qué forma marcha un mercado de futuros?

Para comprender mejor de qué forma marcha un futuro o bien mercado de futuros lo mejor es crear un escenario de ejemplo, de esta forma podríamos decir lo siguiente:

Imagina que ahora (agosto dos mil veinte) deseas adquirir diez toneladas de arroz a un productor por un costo de cuatrocientos cincuenta euros por tonelada. Para la adquisición has decidido convenir un contrato de futuro de cuatro.500.000 euros y este contrato se vencería en el mes de julio de dos mil veintiuno. Esto quiere decir que en el mes de julio de dos mil veintiuno vas a poder tener acceso a ese arroz que has comprado y desde allá vas a poder venderlo o bien utilizarlo como desees.

En este punto se pueden dar 2 situaciones:

  1. El costo de la tonelada de arroz ha subido a quinientos cincuenta euros debido a una mayor demanda de arroz y una producción baja del mismo.
  2. El costo de la tonelada de arroz ha bajado a trescientos ochenta €, debido a una baja demanda o bien a una producción rebosante del mismo.

En el primer caso, si el costo sube, tu contrato de futuro va a ser un contrato positivo, pues has comprado diez toneladas de arroz a un costo menor al del mercado (has comprado a cuatrocientos cincuenta euros por tonelada, en vez de quinientos cincuenta euros por tonelada) lo que te produce una ganancia de 1.000.000 €. Al paso que en el segundo caso, produce una pérdida por el hecho de que has comprado a un costo superior al valor del mercado actual.

Por supuesto, las condiciones de los futuros pueden definirse de diferentes formas conforme a las necesidades de las partes, apostando siempre y en toda circunstancia por sacar las mejores condiciones. No obstante, una vez estas condiciones estén dadas y el contrato esté vencido, exactamente las mismas van a aplicar de forma absoluta para las partes.

Características de los Futuros

Ahora que conocemos qué son y de qué manera marchan los futuros, es hora de que conozcamos sus peculiaridades, y entre estas podemos mencionar:

  1. Son mercados regulados y con funcionamiento bien definido. Merced a ello, se cuenta con un marco legal que puede resguardarnos en diferentes casos en lo que las negociaciones se malinterpreten.
  2. En este mercado pueden participar todos, y esto resulta esencial para exactamente los mismos puesto que aportan liquidez. Además de esto, estos participantes pueden agruparse de la próxima forma:

    1. Los miembros de las bolsas: entre ellos podemos precisar bancos, compañías de inversiones, agentes de bolsa, brokers financieros y también mediadores oficiales.
    2. Los arbitrajistas o bien clientes del servicio profesionales: son quienes usan los mercados para resguardar sus inversiones y también inventarios y que aprovechan las distorsiones de costos de un activo que se cotiza en mercados diferentes simultáneamente.
    3. Coberturistas: Aquellos actores que procuran resguardarse de alteraciones en los costos de los productos, con el mero objetivo de reducir las posibles pérdidas en las distintas fases de venta de un producto. Estos vendrían a ser: productores, exportadores, cooperativas, etcétera Por norma general estos utilizan los mercados de futuros para anular todo género de peligros.
    4. Los clientes del servicio particulares o bien retails, asimismo llamados especuladores o bien inversores: estos son aquellos actores que adquieren o bien venden futuros conforme esperanzas alcistas o bien bajistas, esto es, que tratan de sacar provecho a las fluctuaciones de las cotizaciones.
  3. Los mercados de futuros ofrecen un alto grado de apalancamiento lo que termina teniendo un efecto multiplicador sobre las ganancias o bien pérdidas futuras. En este punto, los mercados de futuros deben ponderar realmente bien en el caso de apalancamiento. Sobre todo por el hecho de que estos pueden conllevar pérdidas esenciales cuando se ignora el mercado.
  4. El carácter regulado de los mercados de futuros tiene su figura en la Cámara de Compensación. Esta actúa de intercesor en la negociación de la operación, tratando de asegurar que las condiciones de la negociación se cumplan y operen con contratos estándar para todos.
  5. Adicionalmente los mercados de futuros son mercados muy trasparentes. Esto debido a que a diario se exponen los costos y cotizaciones del mercado.
  6. Los mercados de futuros aplican sobre diferentes activos físicos (commodities) y otros activos de mucho interés para los inversores.

Comprendido el término de los futuros en bolsa y su mercado, semeja lógico comprender que la forma más cómoda y diligente de operar es en los futuros. Además de esto, la trasparencia, la volatilidad y el apalancamiento llegan a hacer que el trading, en el mercado de futuros, sea una estupenda opción para operar.

¿Cuánto sabes, criptonauta?

¿Todos y cada uno de los futuros de Bitcoin están regulados?

Pros y Contras de los Futuros

Las primordiales pros que da invertir en futuros son:

  1. Costes iniciales: los costos generados en el contrato de futuros son menores que para otros instrumentos financieros.
  2. Liquidez: se trata de un producto financiero que ofrece liquidez.
  3. Riesgo de insolvencia: la Cámara de Compensación garantiza la liquidación del contrato.
  4. Flexibilidad al negociar: el pacto puede ser cerrado en cualquier plazo ya antes de la data de vencimiento.

Mientras que entre sus contras podemos mencionar:

  1. Mercado: no existe contrato de futuros para cubrir todas y cada una de las situaciones de contado.
  2. Vencimiento de las operaciones: el mercado fija los ciclos del vencimiento.
  3. Riesgo: se trata de un producto que comporta un alto peligro. Existe la posibilidad de perder la totalidad de la inversión.
  4. Depósito previo: en esta clase de producto financiero es obligatorio depositar un margen que cubra una serie de peligros.

Futuros de Bitcoin ¿De qué forma han desarrollado el mercado cripto?

Los futuros de Bitcoin emplean exactamente el mismo esquema de negociación ya descrito, solo que en este ocasión, la adquisición o bien venta está en torno a las alteraciones del coste de Bitcoin. Los inversores acostumbran a emplear futuros con el objetivo de elucubrar con el coste de Bitcoin en un mercado financiero regulado o bien no. Todo ello al unísono que consigue grandes ocasiones de apalancamiento que asista a multiplicar sus ganancias. No obstante, exactamente la misma situación asimismo puede llevarle a enormes pérdidas.

Adicional a esto, los futuros de Bitcoin tiene una particularidad en comparación con los futuros que acostumbramos a ver en los mercados. Esta es que una buena parte de ellos no están sujetos a regulación alguna. Esto es entendible entendiendo que Bitcoin es una criptomoneda y por lo que no es reconocida como un valor o bien moneda de curso legal en numerosos países, con lo que hay un determinado vacío legal en ese aspecto.

Por otro lado, muchas empresas que ofrecen futuros de Bitcoin operan en un área con grandes indefiniciones legales. Esto les deja ofrecer estos productos con peculiaridades más laxas que acaban llamando laatención de los inversores. Un buen ejemplo de esto es BitMEX, un exchange que ofrece futuros de Bitcoin. No obstante, por esta y otras actividades ha logrado múltiples llamados de atención y órdenes de “Cese y desista” en diferentes países.

En la actualidad, los futuros de Bitcoin regulados más empleados son los futuros de Bakkt, CME y CBOE. Mas asimismo, los hay no regulados como los ofrecidos por los exchanges como BitMEX, Binance, OKex, Huobi, Kraken o bien Bitfinex. La gran cantidad de opciones puede parecer que estas opciones son segurísimas y fáciles de utilizar. Mas la realidad es, que la naturaleza enormemente volátil de las criptomonedas como Bitcoin hacen de los futuros una herramienta peligrosa de inversión no capaz para el usuario promedio.

Esto, evidentemente, no quiere decir que los futuros de Bitcoin no tengan éxito. En verdad, su mayor éxito está en llevar el mercado de criptomonedas a los mercados regulados sin mayores inconvenientes. Allá los inversores institucionales y habituados a los mercados tradicionales pueden entrar en la actividad de elucubrar sobre el coste de Bitcoin sin mayores inconvenientes. Una situación que impacta de forma positiva en la liquidez de los mercados de criptomonedas. Sobre todo pues mejora el coste de las criptomonedas y diversifica su utilidad en el mundo entero.

bitcoin
Bitcoin (BTC) $ 64,121.00
ethereum
Ethereum (ETH) $ 3,839.25
binance-coin
Binance Coin (BNB) $ 486.29
tether
Tether (USDT) $ 0.999687
cardano
Cardano (ADA) $ 2.10
xrp
XRP (XRP) $ 1.09
solana
Solana (SOL) $ 155.35
polkadot
Polkadot (DOT) $ 41.25
dogecoin
Dogecoin (DOGE) $ 0.245490
usd-coin
USD Coin (USDC) $ 0.999992