La traducción más textual de whitepaper es “papel blanco”, si bien traducido de esa forma prosigue sin decir mucho a este respecto. Su origen hay que procurarlo en el campo académico. En tal contexto existen dos términos que se han transformado en 2 anglicismos más:

Paper & Whitepaper

Un paper se comprende como un escrito científico, en general la exposición de una investigación o bien de un tema muy específico.

Un whitepaper es un documento que sirve de guía para explicar un término determinado o bien la solución a un inconveniente concreto.

Normalmente son emitidos por alguna persona o bien entidad con autoridad en la materia y el contenido acostumbra a ser técnico, muy específico. Normalmente explicando de forma clara y además de esto puede incluir cualquier elemento que contribuya a la entendimiento de la explicación ofrecida (gráficos, esquemas…)

Dentro del planeta de las criptomonedas, el whitepaper tiene una relevancia capital (jamás mejor dicho), puesto que tiene la misión de acotar el proyecto y, caso de que el proyecto tenga una ICO, atraer posibles inversores.

Este documento debe explicar cuál es el inconveniente que se quiere solucionar, de qué manera se resolverá, la financiación y la cantidad de token que se dispondrán. Aparte de una plan de actuación (roadmap) de implementación del proyecto, entre otros muchos detalles resaltables.

Así puesto que, el whitepaper en el planeta crypto hace la función de explicar y sentar las bases del proyecto. Es un pilar que no debe faltar ni construirse de cualquier forma.

El primordial inconveniente de estos documentos en el mercado de las criptomonedas es que pueden ser difícilmente entendibles con un público que, con el apogeo de las criptomonedas, no está formado ni capacitado para entender. Por tal motivo bastantes personas corren el peligro de ser engañadas con proyectos que no aportan nada disruptivo o bien con potencial de ser real.

Hay que tomar en consideración que por norma general las personas que desarrollan estos documentos son programadores, y por más que faciliten términos y conceptos el whitepaper puede no ser entendible para todo el planeta, en consecuencia hay veces en las que resulta conveniente ser paciente para leer esta clase de documentos y entender todo cuanto se expone.

Un ejemplo puede ser el whitepaper de Bitcoin. Es un documento de solo 9 páginas, simple, que establece las bases para la criptomoneda. El documento es complicado de entender para quien no tenga conocimientos avanzados de programación y de matemáticas, con lo que meridianamente está destinado a un público, principalmente, técnico.

A continuación os dejamos la versión traducida al de España del whitepaper de Bitcoin.

No hay una longitud mínima o bien máxima requerida, sencillamente, lo preciso para explicar el proyecto. Se debe tener en consideración que este documento no tiene por el hecho de que explicarlo todo, pueden faltar cosas y en consecuencia, se debe consultar al autor / es del documento o bien a la comunidad técnica que se forma ambiente a el.

Básicamente, los elementos esenciales que habrían de estar en todo whitepaper destinado a una criptomoneda son:

  • Problema que solventa el proyecto.
  • Cómo lo solventa.
  • Capitalización del proyecto (rondas de financiación, capital mínimo, capital máximo, etapas del desarrollo, etc).
  • Cómo se van a repartir los tokens y de qué forma se invertirán en el desarrollo.
  • Equipo implicado.
  • Hoja de senda o bien plazos para el desarrollo.