Desde la aparición del software de Bitcoin, el precio de la criptomoneda reina ha ido en proceso ascendiente No obstante, generalmente tras fuertes subidas llegan esenciales correcciones que, si las observamos en el tiempo, acostumbran a representar un valor de unas diez veces el costo que tenía un bitcoin 12 o bien dieciocho meses atrás.

La tendencia a acrecentar de valor de forma constante en el tiempo se debe a diferentes factores establecidos a fin de que Bitcoin tienda a la deflación. Un límite establecido en el total de monedas que se van a poner en circulación, la reducción progresiva del ritmo de emisión de los bitcoins y el acaparamiento de exactamente los mismos, son los 3 primordiales factores que hacen deflacionario al bitcoin.

Al margen de esto, a lo largo del tiempo nos hallamos fuertes subidas en el coste de cada bitcoin, que pueden llegar a multiplicar su valor múltiples veces. Esto se traduce en un proceso de alegría que acostumbra a perdurar unos poquitos meses tras los que llega un largo proceso de caída de valor del costo de los bitcoins o bien de depresión, que acostumbra a ser bastante pronunciado.

Durante el periodo de tiempo en que sube el valor de los bitcoins, se da el acaparamiento. Esto se da frente a una inflación desbocada en el que el costo de un producto puede estar estable. Mas la cantidad de bitcoins para abonar cualquier producto desciende de forma significativa. A lo largo de los periodos de pérdida de valor de los bitcoins estaríamos en el proceso inverso. Esto es, cada vez los productos cuestan más bitcoins a pesar de que su valor unitario no se ha cambiado en el tiempo.

Deflación y también inflación

La economía cuenta con 2 periodos correlativos en lo que se refiere al valor de los productos y valor del dinero fiduciario. A lo largo del proceso de deflación, el costo de los productos cae y, por consiguiente, el valor del dinero fiduciario aumenta. A lo largo del proceso de inflación, el costo de los productos aumenta con lo que el valor del dinero fiduciario se reduce.

Deflación: Es un descenso extendido y prolongado en el tiempo de los costos de los recursos y servicios. Se acostumbra a caracterizar por un descenso de la demanda (las personas adquieren menos) y un incremento de la capacidad productiva. Este periodo acostumbra a estar asociado en procesos de recesión económica y las crisis económicas y financieras. Acostumbra a acarrear una reducción de la actividad económica, incremento del desempleo, incremento de la inseguridad económica, se produce un incremento de las clases de interés debido a la caída económica y hay una caída real de la demanda de productos.

Inflación: Es un incremento extendido y sostenido de los costos de los productos a lo largo de un periodo de tiempo, que acostumbra a ser de más o menos un año. Cuando esto sucede, se requiere una cantidad mayor de dinero para adquirir exactamente la misma cantidad de recursos que inmediatamente antes de iniciarse este proceso, lo que se traduce en una minoración de la capacidad del poder adquisitivo.

Podemos resumir la deflación como un periodo de tiempo donde las personas tienen mayor poder adquisitivo, pudiendo adquirir más recursos y servicios por un menor costo y la inflación es el proceso contrario, las personas tienen menos poder adquisitivo, pudiendo adquirir menos recursos y servicios con exactamente el mismo dinero. De esta forma podemos decir que; la deflación en Bitcoin lleva a que cada Bitcoin adquiera un mayor valor en el tiempo.

Si miramos la inflación, acá se podría dar un incremento de los costes que acarrea mayores beneficios para las compañías y probablemente aumento salarial para los trabajadores (si bien no tiene por qué razón acontecer este punto). Si no se diese un aumento de sueldo lo que acabaría sucediendo es que las personas no podrían acceder a recursos y servicios básicos, provocando un empobrecimiento de las personas y una contracción de la economía.

Deflación en el Bitcoin

La naturaleza de la deflación en Bitcoin contiene 2 reglas primordiales:

  1. Solo se emitirán un total veintiuno millones de monedas
  2. Cada 4 años hay una reducción del cincuenta por ciento de la recompensa de bitcoins que reciben los mineros por la validación de los bloques. Esta reducción tiene por nombre halving.

Además de esto, hay que tomar en consideración que tanto el acaparamiento como la adopción por parte los usuarios hacen que el valor prosiga incrementando.

Masa monetaria limitada

El primer gran factor que influye en el hecho de que los bitcoins aumenten de valor está en la restricción de la emisión de la masa monetaria (cantidad de bitcoins que van a existir) y en el proceso de halving. Estos 2 elementos hacen que la cantidad de monedas digitales totales que se pueden repartir sea finita y que la liberación de monedas sea ajustada de forma automática cada 4 años. Ello hace que el proceso sea transparente y también implique un incremento de valor puesto que cada diez minutos hay menos cantidad de monedas que van a llegar al mercado. Esto es un claro ejemplo de la deflación en Bitcoin.

Reducción progresiva de la emisión

En el proceso de minería de Bitcoin hay unas reglas que son las que establecen el acuerdo que todos y cada uno de los mineros y nodos implicados respetan. La blockchain de Bitcoin precisa de mineros para la validación de las transacciones y la generación de los bloques, y asimismo precisa de nodos que comprueben las transacciones agrupándolas en bloques. Bloque que entonces son guardados y difundidos por toda la red. La minería está estimulada por 2 factores: las comisiones de las transacciones y la recompensa por producir los bloques.

Cuando se efectúa una transacción con bitcoins (y con prácticamente la mayor parte de criptomonedas del mercado) aparte de la cantidad que se manda al receptor, se marca un monto que es la comisión que se va a quedar el minero que valide la transacción en cuestión.

Adicionalmente los mineros reciben una recompensa por la validación de las transacciones y creación de los bloques. Cada uno de ellos de estos bloques incluye una cantidad determinada de bitcoins nuevos que se ponen en circulación para intercambiar o bien guardar.

Esta forma de emisión tiene programada una reducción paulatina de la cantidad de bitcoins que se emiten o bien descubren en todos y cada nuevo bloque. En el código de Bitcoin viene establecido que cada doscientos diez bloques, la cantidad de bitcoins emitida en todos y cada bloque se reducirá un cincuenta por ciento en un proceso que, como ya hemos comentado, se llama halving.

Así que cada diez minutos se inyectan en internet una cantidad determinada de bitcoins que se ajusta cada 4 años. De esta manera hasta el dos mil ciento cuarenta que va a ser cuando se concluya este proceso de liberación de bitcoins. Va a ser en ese instante cuando los mineros se sostendrán solamente de las comisiones de las transacciones.

Consumo energético

Otro factor esencial está en el consumo energético preciso para mantener la blockchain y la seguridad en internet Bitcoin. Los mineros y los nodos tienen el incentivo de sostener la red por la recompensa de que reciben fija cada diez bloques que cambia cada 4 años. Con lo que son compensados por el costo energético, computacional y temporal para estas operaciones.

Cuando no exista una compensación por este trabajo o bien, mejor dicho, deje de ser rentable, los mineros y los nodos podrían parar de trabajar en la validación de transacciones y en la estabilidad de la red.

Esto se comprende mejor con un caso. Tenemos un obrero que va a una casa reformar una habitación. El obrero tiene unos costos de materiales, unos costos de trabajo físico y le va a llevar un tiempo efectuar este trabajo. Cuando concluya el trabajo nos presentará una factura que contemplará estos factores y como es lógico le reportará un beneficio económico determinado.

Los mineros hacen lo mismo, mas de forma digital. Y en el instante que no reciban una contraprestación de tipo económico que satisfaga las necesidades y dé un interés, va a dejar de trabajar para sostener la red.

Así el valor de los bitcoins solo puede acrecentar si el valor de estos medra. Por servirnos de un ejemplo, una caja de galletas que tiene un costo de 1€, va a costar menos en bitcoins si el coste de cotización de estos aumenta. Si bien su costo en dinero fiduciario no padezca ninguna alteración.

Adquisición de bitcoins

El valor de los bitcoins asimismo está influido en la adopción y su acaparamiento o bien ahorro. Los mineros por norma general venden la cantidad de bitcoins precisas para cubrir los costos fundamentales: electricidad, mantenimiento y equipos nuevos. El resto se puede guardar con la pretensión de venderlo en un futuro, cuando el valor de los bitcoins medre.

Pongamos como un ejemplo la primera vez que se pagó con bitcoins que fue cuando Laszlo Hayneck pagó 2 pizzas en una cadena de pizzas estadounidense y le costaron diez.000 BTC, que en ese instante equivalían a treinta dólares americanos más o menos. Esas pizzas en el último mes del año de dos mil diecisiete, cuando el bitcoin estaba en los dieciocho dólares americanos hubiesen supuesto únicamente 0.0016666 BTC.

Adopción como procedimiento de pago

El cuarto y último factor para la deflación de Bitcoin es la adopción como método de pago. Cuanta más gente opte por adquirir y vender con bitcoins, más valor van a tener estos. En tanto que la cantidad es finita, no solo pues hay una cantidad máxima de bitcoins que van a poder estar en circulación. Sino más bien pues la gente guarda parte de estos bitcoins y el sobrante que hay libre en el mercado no es exactamente el mismo que el que está en circulación.

Para que se comprenda mejor. A principio de octubre hallamos en circulación cerca de ciento setenta y tres millones de bitcoins. Mas realmente no están todos en el mercado a través de ofertas de venta. En verdad, hay una cantidad menor imposible de cuantificar que es la que verdaderamente está libre en el mercado.