El Checksum es una fácil función criptográfica que nos deja contrastar y saber con precisión si una dirección de Bitcoin está escrita con corrección. Una fácil utilidad que nos deja identificar fallos de tipeo o bien de otro tipos. Todo con la intención de eludir perder nuestros fondos por mandar nuestros bitcoins a una dirección que está mal formada.

La suma de verificación o bien CheckSum, es una fácil función que se usa para advertir que una serie de datos o bien ficheros no ha sido cambiados. Una función realmente útil para asegurar la integridad y la protección de la información cuando es guardada o bien compartida con otros usuarios en internet.

Su funcionalidad está basada en un fácil algoritmo de verificación que deja crear pequeños hash o bien cadenas de caracteres que entonces pueden ser utilizados para contrastar tarde o bien temprano de una transmisión de datos, la valía de los datos trasmitidos. Dicho hash normalmente está situado en la parte final del fichero o bien cadena verificado. Y así, sirven como una firma que asistir a contrastar la integridad de la información.

Muy útil por poner un ejemplo, cuando queremos incluir una verificación automática que nos deje saber si lo que escribimos o bien los datos que nos han llegado verdaderamente representan la información deseada.

En tal sentido, el checksum en Bitcoin (y en otras criptomonedas) son extensamente empleados, y aquí vamos a conocer más sobre esta pequeña mas potente función, y como nos ayuda a hacer de Bitcoin, un desarrollo considerablemente más seguro para todos.

William Wesley Petterson autor de las funciones checksum

Origen de los CheckSum

La aparición de la primeras funciones CheckSum datan de los trabajos iniciales de William Wesley Peterson, un científico computacional y matemático que dedicó múltiples años a la investigación, diseño y también implementación de las primeras CheckSum del planeta. Más particularmente, Peterson diseño la primera función CheckSum o bien de máxima de verificación, en el año de mil novecientos sesenta y uno, la famosa CRC (Verificación por redundancia cíclica), que entonces daría vida a estándares industriales como CRC8 o bien CRC32C, entre otras muchas derivadas de amplísimo empleo.

Desde entonces, las funciones CheckSum o bien de máxima de verificación han sido parte esencial de nuestras vidas. Desde un simple reproductor de CD, pasando por los televisores, los sistema de conversión digital-analógico y a la inversa, las transmisiones de datos por cable (como el Ethernet de nuestros computadores) o bien por radio (como las que efectúan nuestros celulares). En resumen, la utilidad de las checksum es gigantesca y probablemente está presente en cosas que ni remotamente creerías que la tienen aplicadas.

Por otro lado, William W. Peterson fue un magnífico desarrollador de tecnologías y mejora de lenguajes de programación, hasta su muerte el seis de mayo de dos mil nueve. En su honor, las compañías Intel y AMD, añadieron a sus respectivos procesadores la función CRC32c. Está es la función checksum más extensamente famosa de Peterson, y que aún es extensamente empleada en la industria.

¿De qué manera marcha CheckSum?

La función CheckSum fue creada desde la aplicación de un algoritmo fácil. Este tiene como propósito usar una serie de operaciones matemáticas y lógicas complejas para transformar una la secuencia de datos en una cadena de números fija famosa como hash de máxima de verificación.

Este pequeño hash se emplea entonces para contrastar de forma rapidísima si una determinada data ha sufrido daños. Bien sea por almacenaje (datos escritos o bien leídos de forma incorrecta) o bien por transmisión de los mismo (las redes de transmisión siempre y en toda circunstancia tienen una pérdida relacionada a diferentes factores). O bien inclusive si algún actor malicioso la ha cambiado de forma premeditada.

Entonces, de qué manera esta función deja contrastar la integridad de una información, es ampliamente usada al instante de compartir o bien guardar datos en la red. Pues los datos, al estar acompañados de los valores hash generados a partir de ellos mismos a través de una función hash, adquieren ciertas propiedades extras que les dejan ser verificados y ratificados a sí mismos cuando son compartidos o bien guardados.

Por ejemplo, si un usuario quiere compartir un fichero en internet con otro usuario, debe proveer un valor hash del fichero de forma que este valor pueda ser logrado al instante de aplicar la función hash sobre ese fichero. Garantizando entonces que el fichero compartido sí llegó de manera correcta y sin perturbaciones a su receptor.

Así mismo, al instante de archivar y guardar una información, esta puede ser verificada más tarde calculando y guardando el resultado del valor hash logrado. De este modo, cuando se necesite hacer una comprobación, puede utilizarse el valor hash guardado para saber si la información ha sido perturbada o bien no, por cualquier motivo.

Casos de empleo de la función CheckSum

Los casos de empleo de las funciones CheckSum son extensamente variados. Como ya hemos citado son partes muy esenciales en los aparatos electrónicos y de la informática por norma general. Mas con la intención de que puedas entender con mayor claridad el alcance de exactamente las mismas vamos a ver ahora ciertos casos de empleo reales y muy rutinarios de estas funciones:

Tecnología GSM

La tecnología GSM que vuelve posible que podamos emplear la mayor parte de nuestros celulares hoy en día hace un extenso empleo de las funciones checksum en sus sistemas de transmisión digital de voz y datos. Recordemos que la información digital que se manda a la red celular va codificada, comprimida y modulada de tal modo que exactamente la misma pueda llegar de un punto a otro en internet celular con la menor pérdida de información y calidad.

Pero siendo una red de datos del tipo inalámbrica existen distintos factores que alteran la calidad de la información mandada. Cualquier clase de interferencia puede ocasionar pérdidas de información y con esto, vamos a perder calidad en los servicios. Para hacer en frente de esta situación se emplean las funciones checksum. Merced a estas funciones la red puede contrastar de forma veloz que la información mandada y recibida esté en perfectas  condiciones, y de no estarlos, si se advierte un fallo, la mis red es capaz de intentar corregirlo, la mayoría del tiempo exitosamente.

Así que si, merced a las funciones checksum es que tienes llamadas de voz, correo y datos de alta calidad en nuestras redes celulares actuales.

Checksum aplicado en telefonos GSM

Cuentas bancarias

Otro empleo común de las funciones de checksum es el de contrastar que la información de una cuenta corriente es adecuada. Toda vez que vez un número de cuenta corriente no solo ves un conjunto de números que te identifican en ese banco. Sino asimismo está un dato que les deja contrastar que esos números que has entregado son los adecuados.

Por ejemplo, en las cuentas corrientes del tipo IBAN, estos números de control o bien checksum son los primero 4 dígitos. Los primeros 2 señalan el país de origen de la cuenta, y los otros 2 señalan el número de control. Este número de control está relacionado con los últimos diez números que identifican la cuenta corriente. Y esto nos garantizan que, no nos confundiremos al introducir un número de cuenta corriente.

¿Cuánto sabes, criptonauta?

¿Los checksum pueden ser empleados para romper la seguridad de las direcciones de criptomonedas?

Direcciones de criptomonedas

A través de la función CheckSum o bien suma de verificación va a poder revisar veloz y de manera fácil que la dirección que está usando es la adecuada. O bien si por contra, está perturbada de alguna forma. Eludiendo mandar de forma inconsciente sus criptomonedas a una dirección falsa, incorrecta o bien inexistente.

Aunque, teóricamente, sería imposible mandar bitcoins a una dirección que no existe o bien que este escrita de forma incorrecta. Debido a que estas direcciones cuando son generadas incorporan un código de máxima de control. Este dato representa el valor hash de la dirección y los datos de la suma conforman un esquema alfanumérico propio conocido como Base58Check.

Este guarda la suma de verificación de manera directa en la dirección. Y con esto, si se introduce una dirección de forma incorrecta, las sumas de verificación de las dos direcciones no coinciden. Así, el monedero impide efectuar una transacción cuando las direcciones se introduzcan de forma equivocada.

En Bitcoin la función hash SHA-256 se aplica un par de veces para producir un hash de treinta y dos bytes, donde los primeros cuatro bytes (treinta y dos bits) son tomados como el checksum para advertir los fallos de tipografía en las direcciones. Y, si bien mediante esta suma de verificación no se van a poder conseguir las claves asociadas a la dirección, si deja la verificación de dichas claves. Con lo que se consigue eludir que se cometa un fallo al efectuar una transacción.

Este fácil procedimiento garantiza que no puedas confundirte al introducir una dirección de Bitcoin. En verdad, la probabilidad de que te confundas es de 1 en cuatro.294.967.295.

Checksum en Bitcoin y su empleo en la generación de direcciones