La Coinbase Maturity es una peculiaridades de seguridad que se aplica sobre las transacciones coinbase de una criptomoneda. Su labor es eludir que un minero pueda emplear las monedas recién generadas por su minería hasta el momento en que no se cumplan cierta cantidad de confirmaciones sobre ese nuevo saldo, y así, eludir ciertos peligros de seguridad y doble gastos asociados. 

Una de las peculiaridades de ciertas criptomonedas, como Bitcoin, es que la emisión de las monedas se da a través de una transacción singular llamada coinbase, no obstante, en muchas ocasiones esta emisión de nuevas monedas no está libre de manera inmediata para los mineros, sino en su sitio deben aguardar un determinado periodo para hacer empleo de exactamente las mismas, dicho periodo es conocido como maduración coinbase o bien coinbase maturity.

Esta característica fue introducida en Bitcoin como una parte de su protocolo de funcionamiento. La idea es crear un periodo de maduración de cien bloques, en el que las monedas de una coinbase no pueden utilizarse hasta no percibir cien confirmaciones de la red.

Utilidad de la coinbase maturity

Te vas a preguntar en este punto ¿Cuál es la razón y utilidad de esta característica? Puesto que bien, realmente son múltiples cosas para los que la coinbase maturity resulta realmente útil, y entre ellas destacamos:

Mantener concentrado el poder minero y eludir manipulaciones en el poder de la red

En primer sitio, la coinbase maturity sirve para sostener en activo el poder del minero en la red, el tiempo preciso para eludir acciones de manipulación al protocolo de minería.

Recordemos primeramente que, mientras que mayor poder de minería esté en la red, el protocolo de exactamente la misma va a tratar de ajustar el nivel de complejidad de minería. En Bitcoin, donde el ajuste de complejidad se da cada dos mil dieciseis bloques (siete días más o menos), la coinbase maturity resulta ventajosa, puesto que fuerza a los mineros a sostener su trabajo por un tiempo prudente para eludir que la complejidad se vea manipulada por “olas” (incrementos y descensos) en el poder de minería, si el ajuste de complejidad se sostiene y se evita la manipulación de este esencial valor en la red.

Protección contra empleo incorrecto de fondos recién generados

Adicionalmente, la coinbase maturity es una protección contra las bifurcaciones extensas y reorganizaciones que pueden llevar a que una coinbase se pierda a resultas de estos acontecimientos.

Por ejemplo, imaginemos que la blockchain de Bitcoin padece un hard fork, debido a que se han generado 2 bloques con exactamente la misma cantidad de transacciones, mas con transacciones diferentes. El protocolo de Bitcoin aguardará que el próximo bloque sea minado, y en un caso así, el historial al que ese bloque sea agregado se transformará en la “cadena más larga” y por consiguiente la cadena de bloques que el resto de nodos van a tomar como válida, puesto que tiene más bloques y mayor poder de minería intrínseca.

Así, en el par de bloques generados y que creó el hard fork hay 2 coinbase, una de las que (el de la cadena más corta) sencillamente se inutiliza. Sin la regla de coinbase maturity, esto quiere decir que el minero hubiese podido utilizar esas monedas desde el primer instante, mas debido a su existencia, solo va a poder emplearlas cien confirmaciones después, eludiendo esta clase de inconvenientes.

¿Cuánto sabes, criptonauta?

¿Existe peligro de doble gasto si no se utiliza la coinbase maturity en criptomonedas PoW?

Coinbase maturity en otras criptomonedas

Tal como comentamos en un comienzo, la coinbase maturity es una propiedad de Bitcoin y de las criptomonedas derivadas del mismo. De este modo, criptomonedas como Litecoin asimismo cuentan con esta característica. No obstante, no son las únicas criptomonedas con esta capacidad.

Un buen ejemplo de esto es Grin, donde podemos ver que dicha criptomoneda aguanta coinbase maturity. En verdad, en Grin la coinbase maturity es de mil bloques. Esto se explica con el corto periodo de tiempo entre bloques, el que es de 1 minuto entre bloques, conque la medida tiene exactamente el mismo nivel de seguridad que el de Bitcoin.

Y ¿Qué hay de Ethereum? ¿Existe esta figura en la segunda mayor criptomoneda? La contestación es: No, no existe. Ethereum en su sitio ha creado los “uncle blocks”, los que son bloques que son válidos en el acuerdo, mas no están incluidos en la blockchain. Dada esta situación, Ethereum soluciona que el bloque invalido sea descartado (a nivel de inclusión en la blockchain) mas ofrece una recompensa por su generación en la red. Dicha recompensa es menor, y es un incentivo a fin de que los mineros prosigan con su trabajo en la red.

El resultado, es que las reorganizaciones y hard forks en Ethereum se sostienen al mínimo, el poder de minería continúa estable, y es superfluo utilizar la coinbase maturity para su funcionamiento. El inconveniente, es que la emisión es considerablemente mayor, mas esto no es inconveniente en Ethereum, donde la emisión total de monedas es infinita.

Tal como podemos ver cada blockchain, busca solucionar el inconveniente de las manipulaciones al algoritmo de minería, los hard fork y reorganizaciones desde diferentes enfoques, siendo el más seguro de todos , la coinbase maturity y de allá que sea extensamente admitida.